Rua Ângelo B. Pintus, 320 - Campo dos Alemães São José dos Campos/SP - CEP: 12234-490

(12) 3966-1081
contato@ppsocorro.com.br
Liturgia diária › 12/07/2018

Liturgia Diária 12/07/2018 – 14º Semana del Tiempo Común – Jueves

Evangelio (Mateo 10:7-15)

Evangelio (Mateo 10:7-15)

— El Señor esté con vosotros.

— Él esta en nuestro medio.

— Proclamación del Evangelio de Jesucristo + según San Mateo. 

— Gloria a Ti, Señor.

7 Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. 8 Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. 9 No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; 10 ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. 11 «En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. 12 Al entrar en la casa, saludadla. 13 Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros. 14 Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies. 15 Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad.

— Palabra de la Salvación.

— Gloria a Ti, Señor.

Homilia

Pongamos en Cristo nuestra confianza, porque Él nos levanta de todo desanimo y nos pone en pie

“Allí le llevaron a un paralítico, tendido en una camilla. Al ver Jesús la fe de esos hombres, dijo al paralítico: «¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!” (Mt 9, 2).

Jesús mira con mucho amor y compasión para la situación de aquel paralítico, porque, estando paralizada encima de aquella cama, él estaba desanimado, sin fuerzas ni animo para proseguir, para ir adelante, para mirar para otra dimensión de la vida.

Sabemos que, de echo, es eso que las parálisis realizan en nuestra vida, y aquí no me detengo para la parálisis física, porque yo conozco algunas personas que tienen algún tipo de parálisis en el cuerpo, pero nada sostiene estas personas, porque ellas tienen fe, ánimo y resucitaran de esta situación que, un día, paralizó su vida. Yo conozco personas que tienen dos pernas y el cuerpo perfecto, pero están paralizadas por el desánimo, por el desencanto con la vida, están paralizadas, porque pasaran por algún momento de frustración en la vida, fueron derrotadas e impactadas por algo negativo que sucedió.

Dios no nos quiere paralizados, Él no nos quiere paralíticos, Él quiere que levantemos de la cama, del lecho y de todo aquello que ha puesto nuestra vida en desanimo. ¿Dónde estamos poniendo nuestro corazón? ¿Dónde estamos poniendo nuestra motivación y nuestra razón de vivir?

Cuando ponemos nuestra razón de vivir, la motivación en cosas humanas y materiales, más temprano o más tarde, conocemos un profundo desanimo, y en algunas personas un fracaso. Las cosas materiales y las realidades humana van y viene.

Ponemos en el Señor nuestra confianza, y desde cuando ponemos nuestra confianza en Él, caminamos en la vida sin apoyarnos en personas ni en cosas, realizando lo que necesitamos realizar, haciendo lo mejor de lo que necesitamos hacer y no nos dejamos desanimar cuando algo equivocado ocurre, cuando alguna cosa no esta bien. Vamos ser siempre victorioso cuando tengamos Cristo crucificado en la cruz como nuestro referencial de vida, porque Él transforma toda la muerte en resurrección, todo el desaliento en vida nueva. Pongamos en Cristo nuestra confianza, porque Él nos levanta de todo el desanimo y nos pone de pie.

¡Dios te bendiga!

Fonte: Homilia Canção Nova https://homilia.cancaonova.com/es/homilia/cristo-nos-levanta-de-todo-o-desanimo/?sDia=5&sMes=07&sAno=2018